sábado, 4 de enero de 2014

Correr.



El tiempo que hace que no escribo en el blog es casi el mismo tiempo que hace que no corro.

Llevo unos días dándole vueltas a muchas cosas, demasiadas en realidad. Entre ellas, el volver a utilizar esta bitácora para vaciar la cabeza y plasmar sentimientos.

Este post ronda mis ideas desde principio de semana, a horcajadas entre el final de 2013 y el inicio de 2014. Me he dado cuenta que a medida que su estructura se dibujaba en mi cabeza el texto se hacía cada vez mas deprimente, triste y lleno de excusas para explicar mi situación actual.

Lo más lamentable es que esas ideas, me guste o no, son reflejo del como me siento actualmente. Y eso no puede ser. No puedo permitirme seguir pensando negativamente.

Eso no puede ser bueno.

El primer paso para encarar esta situación ha sido sentarme a elaborar la lista de objetivos para el 2014. Para ello, he querido recuperar la del 2013, escrita a mano y guardada para poder revisarla siempre que uno siente que pierde el horizonte.

El ejercicio es sencillo. Leo la lista anterior y empiezo a elaborar la actual. Me doy cuenta que no he cumplido ni uno solo de los objetivos marcados para el pasado año y pienso:

- Eduardito, ¿quieres decir que no te has presionado demasiado?

Y caigo en la cuenta que, a menudo, me he olvidado de algo fundamental.

Disfrutar.

Necesito recuperar la ilusión por calzarme unas zapatillas con colores de payaso de Mimosín y disfrazarme de pseudo runner.

Necesito sonreír de nuevo mientras corro.

Así que, este año, lo he hecho diferente. No hay nueva lista, sólo una modificación de la anterior con un único nuevo punto: Disfrutar corriendo.

La colgaré a la vista para, cuando empiece a olvidarlo, recordarme a mi mismo que esto de correr sirve cómo válvula de escape, no para generar más inquietudes.

2014: Voy a disfrutar corriendo. Sin preocuparme por mejorar mis marcas, ni las distancias, ni los ritmos.

Adiós a la esclavitud del GPS de la muñeca.

Hola a las sensaciones, al correr con las piernas, la cabeza y el corazón.

2 comentarios:

  1. Així sigui Eduard. Per un 2014 ple de salut, felicitat i èxits

    ResponderEliminar