domingo, 8 de septiembre de 2013

Ganas de volver


Han pasado tantas cosas desde la última vez que escribí un post en Running la vida loca que no se ni por donde empezar.

Lesiones, parones obligados, asuntos de salud familiar, un nuevo empleo y detalles absurdos enquistados que han rozado el punto de la enemistad con personas a las que aprecio y quiero profúndamente. Espero que no sea así.

Pero nada de ello es insalvable. Nada es para siempre. No hay mal que dure cien años.

Hoy llevo, debido al desajuste de horarios actual, 10 días sin poder salir a correr. En el horizonte inmediato una carrera de 25km por montaña, cuando hace casi 2 meses que no la piso y a finales de año una maratón de asfalto. Y hasta hace una hora me pesaban mucho, muchísimo. No ve veía capaz.

Algo ha cambiado esta tarde cuando, tras una tronada, ha caído una tromba de agua espectacular.

Fugaz.

Breve.

Intensa.

Me he sentado en el balcón a ver caer desde la primera hasta la última gota, y he dejado que todo en mi interior fluyese, como el agua que caía.

Y siento fuerzas renovadas. Ganas de empezar de nuevo, de volver a disfrazarme de corredor y salir a correr hasta el agotamiento.

Todo en la vida es cíclico, y afotunádamente, la motivación también.

Volvamos a empezar dejando el lastre atrás. Empieza una nueva temporada llena de retos e ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario